Utilizan un robot para averiguar cómo se desarrolla la confianza en los humanos

¿Qué nos puede decir un robot blanco de ojos grandes sobre la confianza?

Pues mucho, según el profesor de psicología de Northeastern, David DeSteno y sus compañeros, quienes están llevando a cabo una investigación novedosa para averiguar la forma en la que los humanos deciden confiar en extraños -y determinar si las decisiones que toman son las correctas.

El proyecto interdisciplinar, financiado por la National Science Foundation, está siendo desarrollado en colaboración con Cynthia Breazal, directora del MIT Media Lab’s Personal Robots Group, Robert Frank, economista, y David Pizarro, psicólogo; ambos de Cornell University.

Robot Nexi

Robot Nexi. ScienceDaily.

Los investigadores están examinando los gestos y las muecas no verbales y observando si pueden o no afectar nuestros juicios de confianza. “La gente tiende a imitar el lenguaje corporal de otros”, dijo DeSteno, “lo que podría ayudarles a desarrollar intuiciones sobre lo que los otros están sintiendo -intuiciones sobre si les tratarán de una manera justa o no”.

Este proyecto prueba sus teorías haciendo que diferentes individuos interactuen con el robot social, Nexi, en un intento de juzgar su nivel de confianza. Sin que los participantes lo sepan, Nexi está programado para hacer gestos al hablar con determinados individuos -gestos que el equipo cree que podrían determinar si lo consideran o no de confianza.

“Utilizar un robor humanoide cuyas expresiones y gestos podemos controlar nos permitirá identificar mejor las indicaciones y los procesos psicológicos que representan la capacidad humana para predecir de forma precisa si un extraño es o no de confianza”, dijo DeSteno.

Durante la primera parte del experimento, Nexi mantiene una pequeña conversación con su compañero humano durante unos 10 minutos, preguntando y respondiendo asuntos como viajar, de dónde son y qué es lo que más les gusta de Boston.

“El objetivo es estimular una conversación normal a la que acompañen muecas para ver qué pensaría intuitivamente la mete sobre la confiabilidad del otro”, dijo DeSteno.

Luego los participantes juegan a un juego económico llamado “Give Some”, en el que se les pregunta cuánto dineroles daría Nexi de su bolsillo. A la vez, deciden cuánto darían ellos a Nexi. Las reglas del juego permiten dos diferentes resultados: que uno de mucho más que el otro o que los dos den una cantidad similar.

“La confianza puede no estar determinada por un sólo gesto, más bien es un ‘baile’ que ocurre entre extraños, lo que les lleva a confiar o no en el otro”, dijo DeSteno, quien, con sus compañeros, continuará probando sus teorías intentando ver si pueden enseñar a Nexi a predecir la confiabilidad de sus compañeros humanos.

Este artículo ha sido traducido de Science Daily y publicado bajo licencia CC by-sa
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: