Los ratones que se reproduzcan más rápido dominarán un mundo más caliente

El período de calentamiento global ligado a la extinción de animales gigantes como los mamuts lanosos también hizo estragos en los mamíferos pequeños que sí pudieron sobrevivir al cambio de clima.

Según los datos extraídos de una reciente excavación, los ratones ciervo, más adaptables a las nuevas condiciones terminaron dominando las comunidades de animales peludos del norte de California cuando el clima se calentó y llegó el fin de la última era glacial, hace aproximadamente 11.700 años. Sobre todo, el número de especies de mamíferos pequeños disminuyó en ese área un tercio, según apuntan Jessica Blois, que trabaja en la Universidad de Wisconsin, y sus compañeros.

El estudio, publicado hoy en Nature, recalca que concentrarse únicamente en la extinción de las especies más llamativas es un error ya que no da una imagen completa del cambio en la biodiversidad. “Si nos centramos sólo en la extinción, no conseguimos la imagen completa”, dijo Blois. El trabajo también sugiere que las especies que se reproducen rápido, que son más adaptables -como el ratón ciervo- podrían beneficiarse de un calentamiento futuro.

Ratón ciervo

Ratón ciervo. Wikipedia.

Historias de madrigueras

El fin del Pleistoceno es conocido por la extincion de megafauna y los investigadores llevan buscando restos de estos grandes animales desde hace al menos un mes. Uno de los muchos lugares en los que estos restos se encontraron es Samwell Cave en una cuenca hidrográfica en California -el sitio en el que se hizo este estudio.

El equipo de Blois, sin embargo, buscó pruebas de diversidad en animales más pequeños. “Estuvimos muy interesados en lso mamíferos pequeños, los que pudieron sobrevivir a la extinción masiva”, dijo. Los investigadores analizaron madrigueras de ratas, llamados middens, que han sido bien conservados en cuevas. Las ratas recogen peces y otras cosas como pequeños huesos de mamíferos, que animales carnívoros como las águilas, los buhos o los zorros defecan o regurgitan. “Simplemente tienes que encontrar un midden y los animales ya han hecho todo el trabajo por nosotros”, dijo Blois. “Estas ratas (woodrats) recopilan los animales muertos o digeridos”.

Rebuscando en los escombros biológicos, los autores encontraron pruebas de cambios en la biodiversidad que ocurrieron hace miles de años. Midieron la diversidad de dos formas: por “riqueza (richness)”, el número de diferencias especies presentes; y la “uniformidad (evenness)”, la dominación de una especie sobre las demás.

Las comunidades del Pleistoceno tenían pocas especies consideradas raras, así que eran significativamente más uniformes que las de ahora. Pero Blois y su equipo encontraron que en el norte de California, la riqueza disminuía localmente un 32%. Esto era debido en parte a la desaparición del área de dos especies: la rata de abazón de Mazama y la víbora de la montaña, ambas abandonaron el lugar para acudir a zonas más frías. A partir de los datos genéticos y la morofología dental, Blois concluyó que la rata de abazón de Mazama había sido el tipo de rata de abazón dominante en el pasado. Pero hubo un cambio en las comunidades de ratas de abazones cerca del fin del pleistoceno y hace unos 6.000 años, la rata de abazón de Botta fue la única especie de la región. Esta situación continua en la actualidad.

Mientras tanto, el número de ratones ciervo nativos (Peromyscus) de los depósitos de fósiles casi se doblaron en un período que comenzó hace 16.000 años y terminó hace 13.000, contribuyendo a un descenso de la uniformidad del 26%. Debido a que los Peromyscus se adaptan a una gran variedad de hábitats, tienen grandes tasas reproductivas muy altas y una tolerancia al clima bastante amplia, Blois especula con que estos ratones se pudieron adaptar mejor a las perturbaciones en el hábitat que las demás.

Clima y diversidad

Para vincular estos cambios en la diversidad con el clima, los autores compararon los datos que tenían sobre los pequeños mamíferos con los números globales de los isótopos de oxígeno. Encontraron que una disminución tanto en la riqueza como en la uniformidad estaba fuertemente relacionada con el calentamiento global -lo que da un “enlace inequívoco entre los cambios climáticos y una disminución en la biodiversidad”, según David Nogués Bravo del Centro de Macroecología y Clima de la Universidad de Copenhague.

El mes pasado, Nogués Bravo y sus compañeros informaron de predictores climáticos de las extinciones, demostrando que, en general, los continentes que experimentaron una mayor magnitud en el cambio climático tuvieron un mayor número de extinciones. El estudio de Blois es regional y observa los cambios en las especies supervivientes, pero Nogués Bravo dice que ambos artículos apuntan al cambio climático durante el pleistoceno como la principal causa de los cambios en la diversidad.

Análisis anteriores sobre plantas y microbios mostraron que  las comunidades más ricas y más uniformes se recuperaban más rápidamente de las perturbaciones. “Las disminuciones pasadas de la diversidad implican que las comunidades de mamíferos que vemos alrededor de nosotros actualmente pueden estar ya en desventaja en términos de su resistencia al cambio climático y otros impactos humanos”, dijo Blois.

Proyecciones del clima futuro muestran una California más caliente y posiblemente más seca, lo que podría significar otra empjón en el número de ratones. Pero algunos hábitats se perderán, probablemente llevando consigo otros mamíferos pequeños y las funciones que estos tienen en el ecosistema. Las ratas de abazón, por ejemplo, actuan como ingenieros en el exosistema, mezclando y aireando el suelo y circulando los nutrientes entre la superficie y las capas inferiores al excavar sus madrigueras; por otro lado las ardillas esparcen las esporas de hongos cuando excavan en búsca de trufas.

“Los ratones no pueden hacer todas estas tareas”, dijo Blois. “No hay un superanimal que pueda realizar todas esas funciones”.

Referencia: Nature http://dx.doi.org/10.1038/nature09077

Este artículo ha sido traducido de Nature y publicado bajo licencia CC by-sa
Anuncios

One Response to Los ratones que se reproduzcan más rápido dominarán un mundo más caliente

  1. Johnb386 says:

    Hi there! I could have sworn I’ve been to this blog before but after checking through some of the post I realized it’s new to me. Nonetheless, I’m definitely happy I found it and I’ll be bookmarking and checking back frequently! fefgdkdaedcd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: