Nuevas pruebas de que los experimentos con fMRI son una medida válida de la actividad neuronal

Entre los más de 250.000 estudios sobre Imágenes por Resonancia Magnética funcional (fMRI por sus siglas en inglés) hay ensayos que pretenden localizar nuestras reacciones cerebrales con respecto a la religión, el amor e incluso el futuro. Recientemente, los investigadores han incluso investigado la fiabilidad de estos escáneres para utilizarlos como prueba de memorias pasadas ante un tribunal. Pero cada vez más, tanto los científicos como los observadores se preguntan si estos flashes en el cerebro nos dicen lo que creemos que nos dicen -o si las imágenes no son más que paja biológica.

Por supuesto, lo que los investigadores ven en realidad en el cerebro no es un mensaje en código, ni siquiera una documentación de actividad neuronal específica. Una fMRI simplemente muestra cambios en el flujo sanguíneo y níveles de oxígeno en el cerebro, lo que muchos científicos identifican con la actividad neuronal. Y las imágenes de centros cerebrales iluminados publicados en muchos estudios suelen ser una mezcla estadística de muchos cerebros escaneados para un mismo experimento más que una imagen clara de un único cerebro centrado en Dios, el sexo o el dinero. ¿Entonces se puede confiar en que los fMRI muestran lo que los investigadores esperan que muestren?

fMRI

Imagen que muestra las respuestas más fuertes (amarillo) y los estímulos (asteriscos). Jin Hyung Lee/Remy Durand/Karl Deisseroth

Los autores de un nuevo estudio dicen que así es. El estudio ha sido publicado en la edición online de Nature el 16 de mayo. Los investigadores, liderados por Jin Hyung Lee del del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de UCLA, junto con Remy Durand del Departamento de Bioingeniería de la Universidad de Stanford, han sido capaz de localizar a neuronas específicas “encendiéndose” en los escáneres fMRI que parecen ser una prueba clara de actividad neuronal en ese lugar concreto.

Los investigadores utilizaron un enfoque llamado optogenética, en el que neuronas genéticamente diseñadas se controlan por impulsos luminosos. Los individuos sujetos del  estudio fueron ratones bajo anestesia general. Cuando el equipo activó células cerebrales en particular, esas áreas se iluminaron en la pantalla del fMRI, lo que sugiere que los cambios en el flujo sanguíneo que se ven en los escáneres parecen ser una prueba de la actividad neuronal en ese lugar.

Sin embargo, los nuevos hallazgos no significan que los flashes vistos habitualmente en una parte particular del cerebro durante un estudio con fMRI quieran decir que estos procesos neuronales ocurran de forma aislada -“no prueba la ausencia de conectividad”, apuntaron los autores. De hecho, los investigadores fueron capaces de observar actividad estimulada de forma artificial en el tálamo teniendo un efecto en todo el córtex somatosensorial.

“Podemos ahora preguntarnos cuál es el verdadero impacto de un tipo celular en la actividad cerebral global de un mamífero vivo”, dijo Karl Deisseroth, otro autor del estudio. “Una clave para esta pregunta pasa por el desarrollo de herramientas que nos permitan intervenir y experimentar con circuitos cerebrales, más que con simples observaciones y correlaciones”.

Este artículo ha sido traducido de Scientific American y publicado bajo licencia CC by-sa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: