Una nueva bolsa podría reducir el contagio de VIH entre madre e hijo

Ingenieros biomédicos de la Universidad de Duke han desarrollado un sistema barato y fácil de utilizar que permite a las madres dar a los recién nacidos una dosis que puede salvarles la vida de medicación contra el VIH poco después de su nacimiento. Esto es especialmente importante ya que estos medicamentos pueden ser encontrados exclusivamente en clínicas u hospitales, que, en ocasiones, están lejos del lugar en que la madre da a luz.

El tiempo es crucial para los recién nacidos.

Para que la droga, conocida como Nevirapina, sea efectiva, debe suministrarse al recién nacido antes de que cumpla cinco días de vida. El reto hasta ahora ha sido llegar a las madres que dan a luz en casa. Dado que muchas madres no quieren moverse cuando han pasado tan pocos días desde el parto para conseguir la medicación, los ingenieros desarrollaron un modo de utilización que permite suministrar la medicación de una forma simple -bolsas de metal y plástico que pueden contener una única dosis de Nevirapina.

Fuente: Wikipedia.

“En África, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más del 90% de los 430.000 nuevos casos de SIDA de 2008 se pueden atribuir a la transmisión madre-hijo”, dijo Carolina Gamache, coordinadora del programa en investigación del Healthcare Technology Laboratory de la Universidad de Duke. “Una única dosis de Nevirapina justo después del nacimiento se ha probado como método efectivo de protección del bebe contra el virus, pero también ha sido hasta ahora difícil de utilizar por muchas razones para las mujeres que dan a luz en casa”.

Gamache presentó los resultados de la investigación en la conferencia Appropriate Healthcare Technologies for Developing Countries en Londres, que está patrocinada por la OMS y el Instituto de Ingeniería y Tecnología del Reino Unido. Su artículo describiendo los resultados fue seleccionado por el jurado como el mejor artículo de investigación de la conferencia.

Aunque los trabajadores sanitarios en África  intentaron en el pasado empaquetar una sola dosis de otra manera -jeringas y contenedores- todos han sufrido la evaporación del compuesto durante el almacenaje así como una pérdido de esterilidad. No es un problema de cantidad de medicamento, que está disponible en las farmacias de hospitales y clínicas.

Además, como Gamache explicó, los fabricantes de medicamentos no han mostrado mucho interés en diseñar sistemas unidosis por su coste de desarrollo y el limitado mercado que tienen fuera del tercer mundo. La nueva bolsa, que ha sido fabricada en Duke, ha funcionado muy bien en las pruebas en cuanto a la reducción de evaporación bajo diferentes temperaturas -en todas se incrementó notablemente su período de vida.

“En nuestro sistema, el farmacéutico puede rellenar una bolsa individual para la mujer cuando acaba de quedarse embarazada y ella puede llevársela a casa”, dijo Gamache. “Cuando el bebé nace, la madre puede abrir la bolsa por una esquina y vaciar el medicamento en la boca del bebé. Tratamientos más avanzados pueden suministrarse al bebé en la clínica o en el hospital más tarde cuando la madre pueda moverse sin problemas”.

La OMS estima que sólo el 32% de los niños nacidos de madres seropositivas recibieron tratamiento profiláctico antiretroviral con medicamentos como la Nevirapina, comparado con el 45% de sus madres embarazadas.

“Si se consgiguen pasar los ensayos clínicos, se espera que la distancia entre profilaxis antiretroviral entre madres e hijos se reduzca con la bolsa”, dijo Malkin. “Esto podría conseguirse con muy poco coste añadido y podría ser un paso importante en la creación de una generación de niños sin VIH”.

El equipo condujo pruebas de campo el pasado año con la utilización de la bolsa por parte de enfermeras y farmacéuticas en Tanzania y, tras los buenos resultados, planean hacer ensayos clínicos para determinar si el nuevo sistema puede reducir el número de casos de transmisión del virus entre la madre y el hijo.

Aunque los últimos estudios fueron realizados con Nevirapina, los investigadores de Duke también planean probar el sistema con otras medicaciones contra el VIH.

Este artículo ha sido traducido de Physorg y publicado bajo licencia CC by-sa
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: