Según un estudio, la agricultura ecológica no es tan buena para la biodiversidad

Los argumentos a favor de la llamada “agricultura ecológica” siempre han sido un poco endebles y un nuevo estudio publicado en la revista Ecology Letters no ayuda a sus defensores.

El estudio muestra que los beneficios medioambientales generados por la agricultura ecológica no compensan los bajos rendimientos que sacan de la tierra. Los incrementos en la biodiversidad causados por este tipo de agricultura parecen ser mucho menores de lo que se pensó en un principio –sólo un 12% superiores a los de la agricultura convencional. Asímismo, las granjas ecológicas del estudio tuvieron un rendimiento menor que la mitad del obtenido en la agricultura tradicional.

“Durante los próximos cuarenta años tendremos que doblar la producción mundial para mantener los ritmos de crecimiento poblacional”, explicó el profesor Tim Benton, que lideró el proyecto. “Nuestros resultados muestran que para producir la misma cantidad de alimentos en el Reino Unido utilizando agricultura ecológica se necesitaría el doble de tierras cultivables”. “Dado que los beneficios para la biodiversidad que trae consigo la agricultura ecológica son pequeños, el bajo rendimiento es un lujo que no nos podemos permitir, sobre todo en las áreas más productivas del Reino Unido”.

Anteriores estudios habían mostrado que las granjas orgánicas incrementan la biodiversidad y la vida salvaje a su alrededor, pero, dado que estas granjas suelen estar situadas en áreas con campos más pequeños y más bosques, juegan con ventaja. El nuevo estudio tenía como objetivo ver si la agricultura ecológica seguía siendo buena para la vida salvaje si los efectos causados por el exterior se sacaban de la ecuación.

Los investigadores observaron dos áreas de Central South West England y North Midlands, teniendo en cuenta treinta variables que analizaban el clima, la topografía, las condiciones socioeconómicas, la utilización del suelo y el tipo de terreno. Treinta y dos granjas orgánicas y no orgánicas fueron analizadas, algunas en regiones con mucha agricultura ecológica (puntos calientes) y otras en zonas con menos (puntos fríos), para poder identificar los impactos acumulados sobre un área mayor. La investigación observe insectos, pájaros, gusanos y plantas.

Cultivo orgánico

Cultivo orgánico. Wikipedia.

Comparing farm by farm, the researchers found a 55 per cent drop in yield compared to a 12.4 per cent increase in biodiversity. However, comparisons between larger areas found that ‘hotspots’ with a greater density of organic farming showed a 9.1 per cent increase in biodiversity across the board.

Comparando granja por granja, los investigadores calcularon un 55% de descenso en el rendimiento comparado con el 12.4% de incremento en la biodiversidad. Sin embargo, en las comparaciones entre áreas mayores se vio que los puntos calientes tenían un increment del 9.1% en la biodiversidad.

“Si un campo se gestiona de forma organica sin la utilización de herbicidas, eso puede beneficiar a las especies botánicas por comparación, pero no tundra un efecto suficiente como para afectar a los insectos polinizadores, por ejemplo”, explica la co-investigadora del proyecto, Doreen Gabriel. “Sin embargo, si pones todas las granjas juntas, los beneficios pueden verse en un rango de especies mayor”.

La investigación también muestra efectos negatives inesperados. Las granjas no ecológicas ubicadas en ‘puntos calientes’ suelen utilizar niveles más altos de herbicidas que los de los ‘puntos fríos’ para compensar a sus vecinos. Y la cantidad de pequeños pájaros granjeros era más bajo en las granjas orgánicas, ya que tienden a atraer pájaros como el Pica Pica o la urraca que se alimentan de pájaros más pequeños.

“Los métodos orgánicos pueden ser útiles en la gestión del terreno para zonas poco productivas, sobre todo si se hacen políticas que animen a los granjeros a coordinar actividades que maximicen el beneficio de la vida salvaje en un area grande”, explicó Benton.

“Sin embargo, dado un rendimiento menor y los beneficios limitados que conlleva la biodiversidad, no es sostenible promoverla como el major y único método de agricultura. Para llegar a demandas futures de producción alimentaria, necesitaremos seguir cultivando en nuestras areas más productivas de la forma más intensive possible –e intentar compensarlo utilizando alguna de las zonas sobrantes como reservas animals.

Citation: Gabriel et al., ‘Scale matters: the impact of organic farming on biodiversity at different spatial scales’, Ecology Letters, Mayo 2010; doi:10.1111/j.1461-0248.2010.01481.x

Este artículo ha sido traducido de Scientific Blogging y publicado bajo licencia CC by-sa
Anuncios

11 Responses to Según un estudio, la agricultura ecológica no es tan buena para la biodiversidad

  1. Pingback: Según un estudio, la agricultura ecológica no es tan buena para la biodiversidad

  2. andresrguez says:

    De lo que están hablando, es que se necesitaría muchísima mayor extensión de tierras cultivables para alimentar a la población actual. Haciendo una extrapolación bastante acertada, el aumento de las tierras de cultivo provocaría irremediablemente a la larga, un descenso de biodiversidad por la destrucción de ecosistemas ya formados, como ha ocurrido en Brasil y Argentina para los cultivos de soja y de caña de azúcar.

    Por otra parte, desmonta en parte de que la agricultura ecológica “incrementa de forma espectacular la biodiversidad”, como algunas asociaciones ecologistas hacían y hacen creer. Un incremento de un 12% con respecto a un cultivo intensivo, es un incremento relativamente pequeño y en según los lugares apenas se notaría en los bits del ecosistema.

    España cuenta con uno de los ecosistemas con mayor biodiversidad de la Penínula Ibérica, que son las dehesas de crías de toros y de cerdo ibérico. Estamos hablando en muchos casos de una agricultura a caballo entre la ecológica (extensiva) y la intensiva (gran cabaña ganadera).

    Sinceramente la agricultura intensiva y la biodiversidad pueden convivir perfectamente, con una racionalización de los recursos, evitando plantar especies que no son de la zona (ver la huerta de Almería y Murcia) y aplicando métodos biológicos de control de plagas y de mejora de la tierra pero a nivel industrial, algo que ya se ha logrado en bastantes lugares de Europa y que bastantes autores abogan por hacer.

  3. Manuel Abeledo says:

    Bueno, creo que a estas alturas nadie podía negar que el rendimiento de un cultivo llamado “ecológico” es mucho menor que otro moderno. Es una pena que, como de costumbre, la noticia en menéame haya sido acribillada a votos negativos. Los prejuicios hacen estragos.

  4. Jesus says:

    Bueno, los argumentos que dan en menéame tienen cierto peso. Es cierto que al utilizar pesticidas se estropea el terreno y es cierto que quizá la agricultura intensiva sea demasiado cara.

    Pero, como bien dices, mucha gente ha votado por prejuicios sin tener en cuenta el artículo. De todas maneras, hay mucha gente que sí lo ha leído y le ha interesado… aunque viendo el número de visitas que ha tenido este artículo, me da que mucha gente ha votado sin leerlo.

    • Manuel Abeledo says:

      Yo no soy un experto en el asunto, pero como vivo en una zona rodeada de terreno rural y sé cómo funciona la agricultora, me temo que el problema no es la fertilidad del terreno sino la contaminación del agua y la plantación intensiva. Los agricultores suelen solucionar estos problemas de dos modos. Uno, utilizando una mezcla de fertilizantes naturales como estiércol o conchas, con otros artificiales. Otro, con el barbecho. El rendimiento no se ve afectado y las cosechas son suficientes.

      Hoy por hoy, nos guste o no, el utilizar pesticidas naturales y cosechas pequeñas no nos sirve, el coste es mucho mayor y el rendimiento no compensa.

      Quizá la solución pase por un punto intermedio.

  5. ARNALDO says:

    Con métodos apropiados como los bancales profundos el rendimiento de la agricultura ecológica puede triplicar el de la convencional SIN CONTAMINAR agua y tierra y alimentos que son los problemas pasados por alto en le estudio y son fundamentales para la salud humana y del planeta.Además debemos tomar en cuenta los beneficions sociales que produce esta agricultura especialmente en países no desarrollados

    • Jesus says:

      Creo que la gente se pone a leer este artículo con una idea preconcebida de lo que va a leer y lo suelta a pesar de que el artículo no dice lo que ellos creen que decía.

      Este artículo no dice que la agricultura intensiva sea mejor que la orgánica. Este artículo no dice que los bancales sean peores que los herbicidas. Este artículo no dice que la comida obtenida de la agricultura intensiva sea mejor que la tradicional.

      Este artículo dice dos cosas y las dice exclusivamente sobre las granjas británicas (no sobre las demás):

      – El aumento de la biodiversidad es del 12%
      – La pérdida de potencial del terreno es del 50% y con esa pérdida no podremos alimentar a la población.

      A partir de ahí saca conclusiones que pueden ser discutidas. Unos pueden decir que prefieren comer madera antes que vegetales provenientes de agricultura intensiva, otros pueden decir que tienen un primo de un sobrino que tiene una huerta ecológica con muchas abejas, otros pueden decir que los herbicidas mataron a su padre. Seguramente, todos tendrán razón, pero el artículo no se la quita… aunque ellos hayan decidido que el artículo va contra sus principios.

    • Manuel Abeledo says:

      Me gustaría ver esos datos, ya que el rendimiento es una medida de la producción sobre el gasto y a día de hoy los pesticidas y herbicidas de origen natural (incluyendo el uso de insectos como mariquitas) son mucho más caros que sus contrapartidas químicas, que a la postre no son tan contaminantes como muchos creen.

      Quizá el epíteto “químico” se ha ganado una mala fama inmerecida, máxime sabiendo que hay fertilizantes químicos mucho menos contaminantes que otros naturales como el estiércol.

      • Jesus says:

        El artículo no entra en rendimientos económicos sino en rendimientos de uso del terreno. No habla de qué es más caro si no de cuál es la forma de utilizar mejor el terreno. El análisis económico es diferente.

      • Manuel Abeledo says:

        Me refiero al ratio de gasto por hectárea de terreno, que supongo que es a lo que se refiere Arnaldo.

  6. ambert713avo says:

    Ahora mismo sobra produccion para alimentar al mundo entero… y con la ecológica seguiria sobrando… este argumento olvida datos muy importantes y es un punto de vista parcial de algo que debe ser mirado de forma más global. No solo se trata de biodiversidad, sino de soberanía alimentaria, de especulación con la tierra y los alimentos, y de multinacionales que gobiernan la alimentación de todo un planeta, obtienen beneficios millonarios, tiran comida y dejan morir de hambre a millones de seres humanos. Por no hablar de que 300 millones de personas sufren sobrepeso…….. sobra comida, no nos dejemos engañar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: