Cómo los barrancos de Marte se formaron a partir de flujos de arena

Los barrancos marcianos fueron, en su momento, considerados como la prueba de la existencia de agua líquida en Marte. Ahora una nueva teoría apoyado en evidencias experimentales explica cómo se formaron a partir de flujos de arena.

En 1999, la nave Mars Global Surveyor envió extraordinarias imágenes de la superficie del Planeta Rojo. Mostraba unos barrancos que había sido exvacados en colinas marcianas de latitudes medias.

El mismo tipo de barrancos se forman en la Tierra y aquí su existencia es consecuencia de la corrosión acuática. Varios geólogos planetarios inmediatamente sugirieron la idea de que un proceso similar tuvo que ocurrir en Marte. Su razonamiento era que algún fluido era el responsable.

Barrancos

Barrancos de laboratorio (izq) y barrancos marcianos (dcha)

Es una idea emocionante, sin embargo, está lleno de problemas. Nuevas pruebas de las naves marcianas sugieren que el agua líquida efectivamente fluyó en la superficie de Marte pero hace demasiado tiempo. Por el contrario, los barrancos fotografíados probablemente no tengan más que unos pocos millones de años y en este tiempo, la atmósfera marciana ha sido demasiado fría y delgada para el agua líquida.

Para justificar esto, los geólogos aseguraron que algún mecanismo pudo haber causado que el agua líquida saliese de algún acuífero subterráneo. Pero los barrancos parecen ser el resultado de flujos continuos así que si la explicación es correcta, debe haber un mecanismo que rellene los acuíferos. En la Tierra, ese mecanismo es la lluvia. En Marte, la lluvia es un fenómeno que no se da.

Hay otra posibilidad. Quizá los barrancos estén causados por el flujo de arena y polvo. Barrancos como estos ocurren en las dunas de la Tierra pero solo cuando el ángulo de las colinas pasa un límite crítico. El problema con los barrancos marcianos es que la mayoría de las colinas no son suficientemente profundas como para que ese fenómeno sea el responsable.

Hoy, Yolanda Cedillo-Flores y Héctor Javier Durand-Manterola de la UNAM sugieren una solución a todo esto. Su idea es que los barrancos se forman cuando el CO2 del suelo se sublina, lo que provoca que la arena fluya.

Esto explica muchos problemas. Para empezar, permite que la arena fluya en colinas que son mucho menos profundas que el límite crítico. También explica cómo los barrancos se forman por la acción de flujos por largos períodos de tiempo. Su idea es que el CO2 depositado en el suelo durante períodos fríos y se cubre con polvo impulsado por el viento. Tras esto, el CO2 se sublima en períodos más calientes, lo que provoca que la arena fluya colina abajo.

Esta teoría también explica por qué los barrancos se forman sobre todo a latitudes medias y no al ecuador o en los polos. En los polos, no suele haber suficiente calor para que los procesos de sublimación sean corrientes. En el ecuador hace demasiado calor para que se forme. Así que las latitudes medias son el mejor lugar para que se formen.

Cedillo-Flores y Durand-Manterola intentaron despejar las dudas recreando en su laboratorio las condiciones para que los barrancos marcianos se formen inyectando aire en una cama de arena. Quedó claro que el proceso lleva a la formación de barrancos similares con ángulos mucho menores que los del límite crítico (ver figura).

Hay algunas diferencias importantes entre los barrancos experimentales y los que se forman en Marte, por ejemplo, su longitud. Pero los investigadores dicen que esto puede ser explicado por la diferencia en la forma en que se inyectó la arena y la forma en que el CO2 se sublima.

Lo mejor de todo es que la nueva teoría no necesita hipótesis especiales sobre el Planeta Rojo. “Nuestro modelo no requiere condiciones extrañas; sólo las que hay en Marte actualmente”, dijeron Cedillo-Flores y Durand-Manterola.

Es una explicación convincente para la formación de barrancos marcianos. También será una decepcción fundamental para los que buscan pruebas de agua líquida en la superficie marciana (y la posibilidad de vida que trae consigo).

El agua puede estar presente en Marte a pesar de todo, pero cada vez está más claro que hay mejores lugares en el Sistema Solar en los que los astrobiólogos deberían centrar su atención.

Ref: arxiv.org/abs/1004.5417: Martian Gullies: Produced By Fluidization Of Dry Material

Este artículo ha sido traducido de Technology Review y publicado bajo licencia CC by-sa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: