Jugar a un videojuego antes de dormir apenas afecta al sueño de los adolescentes

Los resultados muestran que tras jugar a un videojuego estimulante, los adolescentes objetos de estudio tardaron una media de 7.5 minutos en dormirse, es decir, un tiempo ligeramente superior a los tres minutos que tardaron en dormirse tras un visionado pasivo de un documental en DVD. Aunque ningún participante se durmió mientras jugaba al videojuego, casi un tercio de ellos se durmieron viendo la película. Las ganas de dormir subjetivas tras jugar al videojuego fueron un poco inferiores a las que tuvieron tras ver el DVD. Asimismo, jugar al juego estuvo asociado con un pequeño incremento del estado de alerta cognitivo. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativas entre la excitación psicológica o la arquitectura del sueño.

“Inicialmente nos sorprendió que jugar a un videojuego violento no implicó que se tardase mucho más tiempo en dormir”, dijo el investigador Michael Gradisar, PhD, profesor de la clínica de psicología infantil en la Universidad Flinders en Adelaida, Australia del Sur. “Aunque la literatura científica es escasa en mediciones de la latencia del sueño asociada con los videojuegos, mucha gente suele quejarse de dificultad en el sueño tras una partida de videojuegos nocturna”.

Niño durmiendo

Niño durmiendo. Wikipedia.

El estudio se realizó con trece estudiantes varones de entre 14 y 18 años que dormían bien y tardaban de media 15 minutos en dormirse. Eran “del tipo nocturno” que no tenían excesivos problemas con el sueño durante el día y ningún desorden del sueño conocido. Los participantes cubrieron un diario del sueño durante siete días antes de su primera noche en la prueba. Esta información fue utilizada para que las condiciones de la prueba fuesen similares a las de su vida normal.

El estudio fue realizado en la Universidad de Flinders, donde los participantes se sentaron en una cama entre las mantas que tenían electrodos instalados y las luces se apagaban de la misma forma en las dos pruebas. Durante la sesión experimental de 50 minutos los adolescentes jugaron al “Call of Duty 4: Modern Warfare” para PS3, que fue uno de los más vendidos en 2007. Otra noche estuvieron el mismo tiempo viendo una cinta llamada “March of the Penguins”, que ganó el Oscar en 2006. Las dos pruebas estuvieron separadas 7 días.

“Escogimos a propósito una película muy tranquila para contrastar con el efecto muy estimulante de jugar a un videojuego violento con la esperanza de afectar más al sueño”, dijo Gradisar.

La latencia del sueño y su arquitectura fueron medidas con una electroencefalografía (EEG), una electromíograpfía (EMG) y una electro-oculografía (EOG). La alerta cognitiva también se midió con EEG, donde un valor máximo de potencia más alto indicaría una reducción del estado de alerta cognitiva. Los participantes llevaban un oxímetro en su dedo índice derecho para medir su frecuencia cardiaca, el índice más común de incitación. El sueño subjetivo fue estimado utilizando la Escala del Sueño Stanford.

Once adolescentes tardaron más tiempo en dormirse tras jugar al juego que tras ver el documental y dos de ellos se durmieron más rápido. Siete adolescentes informaron de que tenían menos sueño tras jugar al videojuego que tras ver el DVD, cuatro mostraron el mismo nivel de sueño y dos tenían menos sueño tras ver la película. No hubo diferencias significativas en el sueño REM o en el sueño de onda lenta.

Contar ovejas

Contar ovejas para dormir. Wikihow.

Según las autores, los resultados reflejan que la incapacidad de sueño genuino es cuestionable. El incremento de la latencia del sueño fue pequeño y podría haber tenido ramificaciones perceptibles para el sueño de adolescentes. Sin embargo, la reducción observada en el sueño subjetivo podría haber sido suficiente para causar que los adolescentes hubiesen pospuesto el irse a la cama. Gradisar también dijo que la sesión experimental de 50 minutos podría no reflejar el tiempo que los niños juegan en sus casas.

“Muy pocos jovenes limitan su tiempo de juego a sólo 50 minutos”, dijo Gradisar. “Con más tiempo invertido podría haber una mayor inversión emocional en el juego. Lo que ocurre es que el personaje virtual podría comenzar a evocar sentimientos de ansiedad y/o frustración que podrían tener efectos mayores en el sueño”.

Los autores también apuntaron que los participantes eran adolescentes mayores con una media de edad de 16 años y 7 meses, por lo tanto es posible que jugar a un videojuego antes de dormir tenga un efecto más grande en el sueño de adolescentes más pequeños. Los jóvenes del estudio también eran buenos dormilones, así que jugar al videojuego podría tener un impacto mayor en adolescentes que suelen tardar más tiempo en dormirse. Jugar frecuentemente también podría desensibilizar a los jóvenes con respecto a los efectos estimulantes, en cuyo caso los adolescentes que juegan sólo de forma ocasional podrían experimentar mayores problemas de sueño.

Gradisar también cree que la falta de sueño podría darse cuando los videojuegos a los que los niños juegan antes de dormir requiriese mayores niveles de actividad.

“Cuando unes el efecto del movimiento físico al juego, como podría ser el Guitar Hero o la Wii, incrementas el estado de alerta aún más”, dijo. “Estos movimientos incrementarían la temperatura corporal y una temperatura corporal mayor provoca un estado de alerta mayo”.

Los autores concluyeron que el dicho “todo con moderación” debería guíar a los padres para poner límites a los videojuegos de antes de dormir.

Este artículo ha sido traducido de Physorg y publicado bajo licencia CC by-sa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: