¿Por qué los humanos creen que las mejores cosas les llegan a los que saben esperar?

Un nuevo estudio desvela un circuito cerebral que parece dar a los humanos la capacidad de resistirse a la gratificación instantánea y les permite esperar unos meses, o incluso años, por la recompensa, con el objetivo de conseguir una rentabilidad mayor. El estudio, publicado por Cell Press en el número del 15 de abril de la revista Neuron, da un análisis de la capacidad para un “viaje en el tiempo mental”, también conocido como un pensamiento de un episodio futuro, que permite a los humanos tomar decisiones con beneficios a muy largo plazo.

“Los humanos suelen preferir recompensas mayores a recompensas menores, pero esta situación puede cambiar cuando las recompensas mayores están asociadas a retrasos en el ‘cobro'” explicó el director del estudio, Dr. Jan Peters del Departamento de Sistemas de Neurociencia en el Hospital Universitario de Hamburg-Eppendorf (Alemania). “Aunque no hay duda de que los humanos valoran menos las recompensas al pasar el tiempo, en generl, los individuos muestran una capacidad muy grande de esperar por el premio”.

Varios modelos han sido propuestos para explicar la base neuronal de la asignación de un valor relativo a múltiples recompensas en diferentes intervalos (también conocidos como “tomas de decisiones intertemporales”) en humanos. Sin embargo, muchas cuestiones permanecen sin respuesta y las regiones cerebrales y los mecanismos envueltos en el proceso no están claros. El Dr. Peters y el coautor, el Profesor Christian Büchel, utilizaron un escaner funcional de resonancia magnética (fMRI), análisis de acoplamiento neuronal y extensivos paradigmas del comportamiento para examinar las interacciones entre el pensamiento episódico futuro y la toma de decisiones intertemporal.

Las personas sometidas al estudio tuvieron que tomar una serie de decisiones entre diferentes recompensas que podían ser cobradas en un futuro inmediato o a muy largo plazo mientras se les medía su actividad cerebral con un fMRI. Además de este control standard, a los participantes se les hacía pensar en actividades que fuesen a ocurrir en la realidad en el día del cobro. Los investigadores observaron que cuantas más imágenes de las actividades tenían, más personas cambiaban sus preferencias hacia un comportamiento de cobro más paciente.

Además, los datos de neuroimágenes revelaron que las señales en el cortex cingulado anterior (ACC), una parte del cerebro implicada en la toma de decisiones basada en recompensas, y el acoplamiento funcional de esta región con el hipocampo, unida a la imagen del futuro, predijo el grado en el cuál el pensamiento al futuro moduló las preferencias funcionales de los individuos.

“Unidos, nuestros resultados muestran que la imagen viva del futuro reduce la decisión impulsiva”, concluye el Dr. Peters. “Nuestros datos sugieren que el ACC, basado en predicciones episódicas que envuelven al hipocampo, apoya la dinámica de ajusta de funciones preferenciales que nos permiten tomar decisiones que maximicen pagas futuras”.

Más información: Büchel et al.: “Episodic Future Thinking Reduces Reward Delay Discounting through an Enhancement of Prefrontal-Mediotemporal Interactions.” Publicado en Neuron 66, 138-148, Abril 15, 2010.DOI:10.1016/j.neuron.2010.03.026

Este artículo ha sido traducido de Physorg y publicado bajo licencia CC by-sa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: