Trigésimo aniversario del primer vuelo con energía solar del Gossamer Penguin

El 7 de agosto de 1980, hace 30 años, Janice Brown voló con el Gossamer Penguin, un artefacto propulsado por energía solar, en frente de una multitud congregada en el lago seco Edwards en el Centro de Investigación Dryden de la NASA en California. Janice voló con el Penguin unos 3,5 km ese día en 14 minutos y 21 segundos. Fue el primer vuelo largo de una aeronave tripulada propulsada por energía solar y el más largo desde que se había empezado a desarrollar el prototipo dos años antes. Sin embargo, no fue el primer vuelo tripulado, ya que el 18 de mayo de ese mismo año, el hijo de McCready, de 13 años, había realizado el primer vuelo propulsado por energía solar que duró “sólo” 152 m.

Antes del vuelo de Marshall, el Penguin había conseguido volar con una batería a bordo para aumentar la potencia que le daban las células solares. Esta foto de 1979 muestra a Janice volando el Penguin utilizando una combinación de energía solar y batería.

Primer vuelo tripulado

Primer vuelo solar tripulado. NASA.

Un equipo liderado por paul McCready había construido el Penguin para apoyar al Gossamer Albatross, que fue la primera aeronave propulsada por un humano en cruzar el Canal de la Mancha en 1979. El Albatross puede verse en el Museo Nacional del Aire y el Espacio.

El Penguin medía 22 metros y pesaba 31 kg sin contar al piloto. Una célula solar 3,920 podía girar hacia el sol para producir 541 watios que movían un motor eléctrico llamado Astro Cobalt 40, construido por AstroFlight Inc. Un relato sobre el desarrollo del funcionamiento del Penguin puede verse aquí.

El Penguin era tan frágil y difícil de controlar que el vuelo sólo se podía realizar en las condiciones de calma absoluta que se dan justo después del amanecer. Por desgracia, el bajo ángulo del sol de la mañana limitaba la cantidad de energía que incide sobre la superficie del ala. El equipo de desarrollo tenía que montar las células hacia arriba en un panel inclinado para mantener las células perpendiculares al sol. La estructura del Penguin era frágil para conseguir su poco peso; construir el avión más fuerte habría impedido que pudiese volar. El único motor eléctrico sólo podía propulsar ese peso en el aire, y sólo pilotos pequeños podían volar el Penguin, que pesaba 31 kg. janice pesaba unos 45 kg y Marshall sólo 36.

El Penguin representó un hito que animó a otros a continuar trabajando para incrementar la eficiencia estructural y aerodinámica de la aeronave solar, además de desarrollar mejores sistemas de potencia incluyendo motores menos pesados y baterías más potentes que ahora permiten que una aeronave solar vuele incluso por la noche. Hace poco, un vuelo de 24 horas mostró lo lejos que se ha llegado en estos 30 años.

El futuro parece muy prometedor. El ingeniero aeroespacial de la NASA, Mark Moore, dijo el pasado enero que “muchos investigadores aseguran que se triplicarán las densidades de potencia en los próximos 5 o 7 años”, lo que podría llevar al desarrollo de pequeños aeroplanos con una autonomía de 240 a 320 km. Anticipando estas mejoras, la NASA ha comenzado a desarrollar un nuevo tipo de aeronave llamado Puffin.

Este artículo ha sido traducido de Blog AirSpace y publicado bajo licencia CC by-sa
About these ads

One Response to Trigésimo aniversario del primer vuelo con energía solar del Gossamer Penguin

  1. Pingback: Trigésimo aniversario del primer vuelo con energía solar del Gossamer Penguin

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: